Recursos en TPT (parte 1)

¡Hola profes!

Por fin estoy de vuelta por aquí, y hoy vengo a hablaros de mi cuenta de recursos en Teachers Pay Teachers (TPT).

Para los que no la conozcáis, TPT es una página web donde profes de todo el mundo suben materiales didácticos elaborados por ellos mismos para que la gente pueda descargarlos gratuitamente o mediante un pago.

Debido a que aún estoy opositando, no suelo compartir materiales (ni gratis ni de pago) en las redes sociales. Pero en marzo de 2018 coincidiendo con la inauguración de mi cuenta de Instagram, decidí crear una cuenta en TPT para ir compartiendo algunas cosillas.

Lo que voy a mostraros en las siguientes publicaciones son los recursos que tenéis disponibles en mi tienda, todos ellos gratuitos, por si creéis que os pueden servir de inspiración o para alguna de vuestras clases.

Lo ideal sería compartir mis recursos en este blog, pero como sabéis, voy a pasos de tortuga y no puedo dedicarle a esta plataforma todo el tiempo que requiere. Así que dejo de enrollarme y ¡vamos allá!

Hoy hablaremos de los “one pagers”, un recurso que requiere prácticamente 0 preparación y que resulta super útil en clase. Un “one pager” es una hoja en la que los estudiantes muestran su comprensión general de un texto, tema, libro, etc. Trabajan varias inteligencias, entre ellas las grandes olvidadas en las actividades post-lectura, la inteligencia visual y la intrapersonal, ya que permite a los estudiantes ser creativos y mostrar de una forma individualizada su forma de comprender y ver el tema a tratar.

En mi cuenta de Instagram os contaba hace ya bastante tiempo, cómo los usaba en clase, aquí os enlazo la publicación para que la leáis si os interesa.

Y por último, por supuesto, el enlace al recurso en TPT para que lo descarguéis.

¡Buen domingo profes!

Carta a mi yo de 2010

Parentesis Alba

Querida Alba,

Te escribo esta carta para que te perdones, para que dejes de ser tan dura contigo. Quiero que sepas que todas esas horas que te pasas trabajando y estudiando van a tener una recompensa.

Estás sembrando una semilla, muy hondo bajo tierra. Tan hondo que a veces no ves la luz y piensas que el agua y el sol no llegaran a ti. Te equivocas. Vas a tener que irte lejos, muy lejos, para poder empezar de cero. Y vas a salir de tu zona de confort.

¿Recuerdas cuando le dijiste a tu madre que nunca serías maestra como ella? Vas a tener que comerte tus palabras. Y no solamente porque ejercerás de ello durante años, sino porque meterte en la piel de una maestra será lo que te haga conectar con la vocación por la docencia.

Esa semilla que cuidadosamente plantaste, que durante años en educación secundaria pensabas que quedaría enterrada, empieza a brotar. La primaria es muy diferente a lo que conoces, te sorprende que te guste, mucho. Vas a aprender tanto en esos años que cualquier pensamiento de dejarlo todo va a desvanecerse.

Vas a empezar a ver la luz, a fortalecerte, pero cuando creas que ya estás segura, tendrás que volver a empezar de cero. Volverás a tu casilla de inicio. Educación secundaria, interina. Palabras que de repente, te horrorizan.

Pero de nuevo, querida Alba, la vida te va a sorprender. Pisarás por primera vez un instituto en 6 años y no, no vas a sentirte como antes. Todos esos temores y complejos no aparecen. Pasan los días y no llegan. Te miras en el espejo y te das cuenta de que no eres la misma. Has vivido demasiado para ser la misma. Notas algo raro en ti, te sientes florecer. No solamente no echas de menos primaria (tanto como pensabas), sino que disfrutas con la secundaria. Tus flores tienen unos colores preciosos y notas como algunos insectos se acercan a ti. Estás ayudando a otras plantas a que florezcan también.

No, aun no eres funcionaria… Para recoger tus frutos vas a tener que esperar un poquito más.  La plaza se va a hacer esperar, pero vas a aprender a convivir con esa ansiedad y vas a aprender a valorar que cada momento y etapa de tu vida tiene momentos irrepetibles. Aprenderás a vivirlos a tope y a ser feliz no importa cuáles sean las circunstancias.

Pero serás feliz, muy feliz.